10 consejos para que tus hijos duerman bien

0

10 consejos para que tus hijos duerman bien  - El Jardín de Venus

Los niños necesitan dormir bien, más aún que los adultos. Un niño que duerme bien estará más feliz, sano y activo por el día. El descanso les ayuda a crecer, tener ganas de aprender, relacionarse y gozar de buen humor. Hacer, pues, que duerman bien es determinante para su salud y su bienestar. No siempre es sencillo, pero estos consejos te ayudarán a logar que tus hijos duerman bien.

1.- Evitar discutir antes de acostarse. Las rabietas, gritos y malos humores de última hora, no favorecen la relajación, la tranquilidad ni el sueño. Hay que tratar de evitarlos, pues. Mantén la templanza y si los provoca él mismo, no caigas en la trampa. Corrige pero sin alterarte, porque si no acabaréis alterados los dos.

2.- Tener un horario regular. La rutina ayuda en este caso y tener una hora habitual para irse a la cama es positivo. No pasa nada si un día se retrasa o adelanta, pero por lo general, procura respetarla a diario.

3.- Procurar un entorno silencioso y con buena temperatura. Todo ayuda a sentirse bien, agusto y con ganas de dormir.

4.- Favorecer un momento de relax al acostarse. Puede ser por ejemplo leer un cuento ya en la cama, dar un masaje en los pies o la espalda antes de poner el pijama, o hacer un ejercicio de relajación especialmente pensado para niños. Todo ello le ayudará a estar tranquilo y favorecerá la llegada temprana del sueño.

5.- No darle una cena pesada ni tardía. Hay que procurar que entre la cena y el momento de acostarse pasen unas horas. Más tiempo podría hacer que tuviera de nuevo hambre, y menos que tuviese un sueño pesado mientras hace la digestión. No siempre es posible por los horarios familiares, pero en ese caso habrá que tener especial cuidado en que meriende pronto y la cena sea ligera. Es una buena forma de compensar y que no alimentación y horarios no alteren su sueño.

6.- No tener televisión ni música encendidas en su dormitorio. Ninguna de ellas ayudan ni al descanso, ni al sueño. Ambas impiden también una vez dormido que el sueño sea de calidad y profundo.

7.- Favorecer un entorno oscuro aunque no es necesario que lo sea totalmente. Si aún es de día, baja la persiana; una luz fuerte no favorece el sueño. Esto no quiere decir que la oscuridad deba ser total, puedes dejar el cuarto en penumbra. Por ejemplo puedes encender una luz de emergencia, un piloto o unas luces si eso hace que se sienta mejor y más seguro. O por si suele levantarse durante la noche para que no tropiece con nada.

8.- Evitar ruidos fuera de su dormitorio. Hay que ser cuidadosos una vez los pequeños duermen. Estarán atentos a todo y no es cuestión de que la televisión o voces altas no les dejen descansar adecuadamente.

9.- Procura que no se despeje mucho si se levanta a orinar. No le des mucho agua o líquidos antes de acostarse. Si tiene una edad en la que se levanta a orinar, puedes poner un orinal en su cuarto. Eso hará que no se despeje totalmente al tenerlo a mano, y que pueda volver a conciliar el sueño rápidamente.

10.- Si madrugas mucho o lo hacen otros miembros de la familia, procurad no despertarle. Evitad los ruidos molestos de pequeños electrodomésticos. Procura ducharte por la noche en lugar de por la mañana si su cuarto linda con el baño. Dejad organizado desde la noche anterior todo lo posible para que quien salga de casa temprano no despierte a los que aún siguen durmiendo.

Con estos consejos seguro que ayudarás a tus hijos a dormir mejor y a que su sueño sea de mayor calidad.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios