6 trucos para la ensalada de pasta perfecta

0

6 trucos para la ensalada de pasta perfecta - El Jardín de Venus

Te contamos 6 trucos para la ensalada de pasta perfecta. Pequeños detalles que te ayudarán a mejorar tus ensaladas de pasta. A partir de ahora, tendrás mucho más fácil hacer la ensalada de pasta perfecta.

1.- La pasta, siempre al dente.
No la dejes blandurria y gomosa, por favor. Te puedes cargar una ensalada de pasta solamente por ello. Además si vas a tardar unos minutos en servirla, su propio calor hará que se haga un poquito más. Así que merece la pena ser muy cuidadoso con su punto de cocción.

2.- Sirve la pasta tibia; ni fría, ni caliente.
Si la pasta está muy caliente, los ingredientes vegetales que la acompañan se quedarán lacios y apagados. Perderán gracia y textura. El calor no les va bien. Si la pasta está fría de la nevera, tiende a pegarse y su textura tampoco es la más agradable. Lo ideal, tibio tirando a temperatura ambiente.

3.- El aliño bueno, y ya en la mesa.
Un buen aliño es indispensable. Es el que da la gracia final al conjunto. Pero como con cualquier otra ensalada, mejor si no lo echas hasta el final. Lo ideal, ya en la mesa. Así la ensalada estará en su punto sin que otros ingredientes pierdan con ella. Especialmente si es un aliño cremoso o una vinagreta.

4.- Cuidado con el abuso de ingredientes.
Una ensalada no tiene que ser un festival de ingredientes. Se trata de que al saborearla la disfrutes, sacando todos los sabores de los ingredientes y del conjunto. Muchas veces cuando se abusa de un gran número de ingredientes, se acaban perdiendo los sabores. Salvo casos muy concretos, lo mejor es no pasar de la media docena, aliño y pasta aparte. Incluso con menos, puedes tener ensaladas de pasta espectaculares.

5.- Los vegetales, mejor a temperatura ambiente.
Si están fríos de la nevera el contraste con los demás ingredientes y, sobre todo, con la pasta, no suele ser muy agradable. Salvo que justamente el contraste sea la gracia del plato o si son tan delicados que se estropeen si los sirves a temperatura ambiente, evita servirlos fríos. Además su punto de sabor suele bajar.

6.- Equilibrio en las cantidades.
Una ensalada de pasta debe tener cierto equilibrio entre la pasta y los demás ingredientes que la componen. La pasta es el ingrediente principal, y una buena proporción es del 50% respecto al conjunto de los ingredientes restantes. Aunque es orientativo y cada receta es  única, si dudas, recuerda esta proporción.

Disfruta de la ensalada de pasta perfecta con estos sencillos trucos que te ayudarán en la cocina.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios