Peligros para perros en el campo

0

Peligros para perros en el campo - El Jardin de Venus

Disfrutar con tu perro en el campo o en la montaña es divertido para él y para ti. Pero para que un día de diversión no termine en tragedia, debes tener en cuenta algunos peligros para perros en el campo y evitarlos o tratar de prevenir los problemas que pueden ocasionar. Especialmente ahora que con el buen tiempo aumentan las excursiones campestres y las vacaciones rurales.

1.- Plantas potencialmente peligrosas.
Algunas plantas pueden ser peligrosas para los animales domésticos. Las espigas, por ejemplo, generan cientos de atenciones veterinarias cada año en España. Además de ser peligroso porque se puede clavar en el cuerpo del animal, especialmente en sus ojos, genera un gran problema cuando el perro se traga una. Puede causarle un ahogamiento drástico que termine con su vida, así que no estamos hablando de un peligro menor.
Si vas al campo, sobre todo en la recta final de la primavera y el principio del verano, evita las zonas con espigas a toda costa y revisa muy bien a tu perro si no te queda más remedio que pasar por ella.
Pero hay otras muchas plantas que suponen un peligro para los perros, algunas debido a que contienen pinchos que pueden clavarse en su piel, su hocico o incluso en los ojos. Otras, porque alguna de sus partes o todas son venenosas en caso de ser ingeridas. Estate siempre vigilante y, en la medida que puedas, previene.

2.- Calor y frío extremos.
Ambos son peligrosos para nuestros animales. Con el frío solemos darnos cuenta porque nosotros también lo padecemos, pero para nuestros amigos de cuatro patas el calor fuerte es mucho más peligroso. Un golpe de calor puede ser mortal, y los perros son propensos a sufrirlos en verano. Su temperatura corporal normal es un poco mayor a la habitual en las personas. Pero alcanzar los 40ºC de temperatura corporal y más son tan malos para ellos como para las personas, o más.
En verano, procura no ir con tu perro al campo en las horas de más calor y presión solar. Sobre todo si vas a caminar por zonas sin sombra. Sé extremadamente cuidadoso y ante el menor indicio de golpe de calor, toma las medidas oportunas.

3.- Deshidratación.
Se puede dar sobre todo en los días de calor extremo, pero no únicamente. el perro necesita agua constante. Él no te la va a pedir, así que eres tú el que tiene que proporcionársela. Si vas de excursión o hacer senderismo con tu perro, debes llevar agua suficiente para ti y para él, y un pequeño recipiente en el que proporcionársela. No lo olvides porque se trata de algo vital para tu mascota.

4.- Piedrecillas.
No todos los terrenos son aptos para los perros. Si te ves obligado a pasar con él por una zona de gravilla o piedras pequeñas, al salir de ella revísale las patas para evitar que se le haya quedado alguna piedrecilla entre los dedos que le haga una herida, o que se le hayan clavado en las almohadillas. En cualquier caso nunca está de más disponer de una crema protectora de almohadillas para después del paseo, que vendrán muy bien en verano ande por el campo o por el ardiente asfalto.
Igualmente hay que tener cuidado en zonas empedradas con perros muy activos y juguetones que vayan saltando, pues al no estar sobre suelo firme, pueden tener problemas como esguinces.

5.- Animalitos peligrosos.
Algunos animalitos pueden ser muy peligrosos para nuestro perro. Garrapatas, pulgas, insectos o culebras son algunos de ellos. Ten mucho cuidado, utiliza un repelente de insectos y pipetas o collares protectores para tu compañero perruno. Y estate atento a los peligros de los que no puedas prevenirle, evitando zonas que sabes de antemano que son un peligro. Vigila también su comportamiento para darte cuenta de si ha ocurrido algo de lo que no te has percatado, como pueda ser la mordedura de un reptil, por ejemplo.

6.- Agua sucia y animales muertos.
Debes tener mucho cuidado con ello sobre todo si tu perro va suelto y se va alejando. Pueden llamarle la atención y atraerle, pero pueden ser muy peligrosos. Un animal muerto puede estarlo por muchas causas y un veneno puede ser una de ellas. El agua sucia puede contener restos de animales muertos o en una zona campestre cercana a cultivos, estar contaminada porque se hayan lavado en ella cubetas de herbicidas u otros utensilios para fitosanitario. No te fíes de que el agua se vea cristalina, porque ello no es indicativo de que esté libre de peligro.

7.- Desorientación.
Hay un peligro que pocas veces se tiene en cuenta pero que causa muchos problemas a diario y no solamente en el campo. Y es la desorientación. Cuando un perro va suelto y se aleja siguiendo a algo que le llama la atención o se suelta de la correa porque algo le asusta y corre sin darse cuenta de hacia dónde va, puede perderse y no saber regresar hasta su amo. Ocurre a diario. En la ciudad, puede atropellarle un coche pero en el campo también hay otros peligros como tractores o quads, barrancos, animales salvajes, etc… Si no consigues dar con él en los primeros minutos, da la alerta cuanto antes para que si alguien está en la zona y lo ve te lo indique o trate de atraparlo y quedarse con él hasta que llegues.

Estos con los principales peligros para perros en el campo. Tenlos muy en cuenta si sales con tu mascota este verano y en cualquier otra época del año.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios