Cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad

0

cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad - El Jardín de Venus

Al llegar estas fechas cada año los padres y madres responsables se hacen la misma pregunta, ¿cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad? Muchos niños y niñas tienen la suerte de recibir regalos de Navidad en su casa pero también en la de familiares cercanos, con lo que puede es fácil que haya un exceso. ¿Cuántos son demasiados? ¿Cómo limitarlo sin acabar con su ilusión o la de sus seres queridos?

Cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad sin sufrir efectos negativos.

La respuesta corta a cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad sería; aquellos que tenga la capacidad de atender y disfrutar. La larga, lleva el sempiterno “presente” por delante. Pero trataremos de resumirla en algunos puntos clave.
– No deben ser tantos que saturen al niño, colapsen su capacidad de atención o le sobrepasen.
– Nunca deben ser tantos que parezca más una competición por abrir regalos que una oportunidad para disfrutar con cada uno de ellos.
– Si no tiene tiempo de disfrutar un rato con cada uno de ellos el día que los ha recibido, es que son demasiados.
– Si es incapaz de memorizarlos un rato después de recibirlos, es que ha recibido demasiados.
– Cuando un niño se divierte más contando los regalos que ha recibido que jugando con ellos es que ha recibido demasiados.

Las consecuencias negativas de un exceso de regalos por Navidad.

Las consecuencias de excederse con el número de regalos infantiles son más graves de lo que en principio nos puede parecer. Psicólogos y pedagogos están de acuerdo en las más comunes y principales.
– Cuando una familia se excede con los regalos que debe recibir un niño, este pierde la capacidad de disfrutarlos y, además, siente que todo es poco. Estos niños acaban siendo adultos frustrados, que nunca tienen suficiente y no se sienten satisfechos con nada.
– Algunos niños se ponen nerviosos al no poder prestar atención a todos sus regalos y se colapsan al no poder atenderlos como querrían, sufriendo innecesariamente por ello.
– Si a la cuestión de cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad damos una respuesta alta y ese mismo niño recibe regalos habitualmente y chucherías casi a diario, la emoción de la excepcionalidad se pierde . Al mismo tiempo crece la sensación de que nada es suficiente.
– La pérdida de valores como la mesura y la austeridad son otra consecuencia negativa cuando un niño recibe demasiados regalos.

Cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad de parte de familiares y cómo gestionarlo.

Es complicado tratar de evitar que el niño reciba regalos de tíos, abuelos e incluso de amigos de la familia. No todos los adultos son personas que puedan comprender y aceptar que no es bueno para ellos un exceso de presentes. Con algunos es imposible tratar de razonar y pueden mostrarse ofendidos, heridos y enfadados. Si este es el caso, hay varias cuestiones que podemos tratar de llevar a cabo para hacer que recibir regalos sea algo especial para el niño y no algo que le genere comportamientos futuros negativos.
– Pedir a los familiares que solo den un regalo a cada niño.
– Ayudarles a escribir la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel. Recomendarle que no pida más que X regalos (2, 3, 4 a lo sumo) que de verdad desee porque si pide más los pajes o elfos escogerán los que les parezcan adecuados de entre los que pida, y puede que no sean los que más deseen ellos. Es importante saber qué les gusta de cada regalo, por qué lo quieren y qué esperan de él para valorar luego qué regalarle.
– Procurar que el niño no reciba todos los regalos el mismo día. Además de la noche de Nochebuena y el día de Navidad así como el día de Reyes, en los días o fines de semana posteriores puede recibir algún regalo dejando claro que corresponde a ese día. Es mucho mejor ir a recogerlos o que los traiga la familia de forma progresiva que uno recibirlos todos el mismo día.
– Enseñar al niño que donar y compartir siempre es una buena opción. Pedirle que escoja un regalo para donarlo a un niño sin recursos o llevarlo a la ludoteca municipal o escolar, es una buena idea.
– Si el niño pasa bastante tiempo en casa de familiares (abuelos o tíos) o la familia dispone de una casa de fin de semana, es bueno pedirle que lleve alguno de los juguetes o juegos recibidos a estos lugares. Así no tendrá un exceso de juguetes en casa y podrá disfrutar de ellos cuando esté en las otras viviendas.

Una vez más el sentido común, como vemos, es el que debe dar respuesta a cuántos regalos debe recibir un niño por Navidad.

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios