El Canal de Castilla en Otoño

0

Canal de Castilla en otoño - El Jaardín de Venus

El Canal de Castilla es luna de las mayores y más importantes obras de ingeniería hidráulica de la España del S. XVIII y un magnífico lugar para disfrutar en la actualidad al aire libre. Consta de tres ramales que recorren parte de las provincias de Palencia, Valladolid y Burgos. Y hoy en día son un magnífico lugar para el disfrute de los amantes de la naturaleza, el deporte y el aire libre.

El Canal de Castilla en otoño y sus tres ramales.

El Canal de Castilla está bordeado en buena parte de su recorrido por arbolado que en el momento de sus construcción tenía como fin dar sombra en verano y cobijo en invierno a los animales y personas que transitaba y trabajaban en sus caminos de sirga. En Canal de Castilla en Otoño es un precioso lugar en el que los colores tostados, tejas, ocres, amarillos y fuego de su paisaje encandilan al visitante. Además es una época climáticamente agraciada, sin los rigores del frío invierno castellano o su caluroso verano. Y para los alérgicos al polen la mejor alternativa a su visita en primavera.
El Canal de Castilla nace en la localidad palentina de Alar del Rey. Ahí comienza el conocido como Ramal Norte que posteriormente se divide en dos ramales; el Sur que llega a Valladolid y el de Campos que termina en Medina de Rioseco. En total tiee 207Km y recorre nada menos que 38 términos municipales.

El Canal de Castilla en otoño, ideal para senderistas.

El Canal de Castilla en otoño es perfecto para la práctica del senderismo. En la actualidad los caminos de sirga situados a sus orillas están habilitados para ello, y para el paseo. Son lugares fácilmente accesibles desde diferentes localidades y en general, son aptos para todo tipo de personas con diferentes grados de forma. Esto facilita poder organizar tu ruta personal con un principio fin marcados en diferentes poblaciones. Según tus gustos, el tiempo del que dispones o si vas con amigos deportistas o en familia con niños pequeños, puedes diseñar tu propia ruta más o menos larga y más o menos complicada, en el ramal que desees.

El Canal de Castilla en otoño para deportistas.

Si eres deportista y disfruta al aire libre, en Canal de Castilla en otoño te ofrece múltiples posibilidades de diversión y disfrute. El recorrido de sus caminos de sirga es ideal para amantes de la BTT y de las carreras pedestres. El propio canal permite la práctica de deportes acuáticos como el kayak, el paddle surf o la piragua. E incluso en algunas zonas es posible contratar con un picadero la posibilidad de realizar la ruta o parte de ella a caballo.
Solamente tienes que pensar cuál es tu deporte preferido o cuáles te apetece practicar y comenzar a planificar un fin de semana o un día en el Canal de Castilla en otoño. Recorrer en 2 o 3 días en bicicleta de montaña la totalidad de los ramales (incluso en sentido inverso si lo prefieres) o combinar diferentes actividades deportivas para disfrutarlo son una magnífica opción para esta época del año.

El Canal de Castilla en otoño para amantes de la naturaleza y la fotografía.

Si lo que quieres es respirar aire puro y disfrutar de la naturaleza y la fotografía, el Canal de Castilla en Otoño es un magnífico destino para ti. Podrás realizar magníficas fotografías con los colores propios de la estación, caminar sobre la hojarasca tostada y completar un cuaderno de campo. El avistamiento de aves es especialmente importante en el ramal Norte, entre Las Cabañas de Castilla y Frómista, por su cercanía a la Laguna de Boada y la Laguna de La Nava.
El arbolado de rivera, algunas especies micológicas, pequeños mamíferos y otras sorpresas esperan esta temporada al visitante.

El Canal de Castilla en otoño para turistas.

En Canal de Castilla en otoño deparará grandes sorpresas a los turistas. Para empezar podrán recorrer sin masificación y en una preciosa época del año algunos tramos del canal en barco. En la actualidad 4 barcos ofrecen sus servicios en diferentes puntos del canal. el “Marqués de la Ensenada” sale del embarcadero de Herrera de Pisuerga, en Palencia, mientras el “Antonio de Ulloa” lo hace en la ensenada de Medina de Rioseco, en Valladolid. El “San Carlos de Abánades” lo hace en Carrecalzada, a 2Km de Melgar de Fernamental (Burgos) y el “Juan de Homar” zarpa desde el embarcadero de la ensenada del Museo del Canal de Castilla en Villaumbrales, Palencia. Cada uno de ellos ofrece distintos paseos que merece la pena recorrer. Y, por supuesto, al visita al museo en Villaumbrales es un plus para el turista.
En Canal de Castilla en Otoño es suficiente atractivo para el visitante pero se puede combinar con otros puntos de interés en la zona. Por ejemplo en el Ramal Norte con la visita a la localidad de Frómita y la cercana aunque ya unos kilómetros alejada del Canal Carrión de los Condes. Más al sur, con las propias capitales palentina y vallisoletana.
A lo largo de todo el camino hay pueblos preciosos con alojamientos rurales y restaurantes en los que disfrutar de la hospitalidad y la gastronomía propias de la zona.

Disfruta de las bondades del Canal de Castilla en otoño y de todas las posibilidades de diversión y disfrute que ofrece al visitante.

 

Foto by El Jardín de Venus – Canal de Castilla en Otoño

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios