Soria en otoño, un destino para disfrutarlo

0

Soria en otoño - El Jardín de Venus

Soria en otoño es el paraíso para los amantes del aire puro, la buena gastronomía, los paisajes bellos y los destinos ricos en historia y leyendas. Esta época del año es la mejor para disfrutar de un destino que cada año va ganando visitantes, porque el que prueba, habitualmente quiere repetir.
Hace 30 años Gabinete Caligari popularizó su canción “Camino Soria” y poner ese gran éxito en tu iPod es una buena forma de comenzar el viaje para llegar a esta provincia que para muchos (cada vez para menos) aún es una desconocida. “… lentamente caen las hojas secas al pasar, y el tiempo empieza a hablar…”.

Soria en otoño para amantes del buen comer.

No nos engañemos, en Soria se come bien durante todo el año. Pero Soria en otoño además de los manjares que ofrece al nativo y al visitante en cualquier otra época, gana con uno de sus tesoros más preciados; su enorme riqueza micológica. Esta provincia tan poco poblada es una potencia micológica de primer orden por la calidad y la variedad de sus setas y hongos, tanto cultivados como salvajes.
Así que si visita Soria en otoño, además de disfrutar desayunando mantequilla con denominación de origen (no dejes de probar la dulce) y almorzar con torrenillos (sus típicos torreznos) y los vinos Ribera del Duero criados en la provincia, podrás disfrutar de su riqueza micológica. En esta temporada muchos restaurantes de la ciudad y de la provincia, y no pocos bares, ofrecen especialidades elaboradas con setas locales. Incluso puedes consultar la web de turismo de la provincia para hacer coincidir tu visita a Soria en otoño con eventos como La semana de la tapa micológica, Mercasetas o Soria Gastronómica, entre otros eventos para foodies, gastrónomos y personas de buen paladar.
Aprovecha para probar sus productos gastronómicos más típicos y también para hacer tus compras de alimentos gourmet de alta calidad para disfrutar de vuelta a casa o para preparar tu despensa de cara a la próxima Navidad. Los productos de pato Malvasía, la miel de la zona, sus conservas micológicas o sus ricos embutidos son algunas de las delicias que merece la pena tener en cuenta durante el viaje.

Soria en otoño para aficionados al deporte y la vida al aire libre

Soria en otoño disfruta de un clima y un paisaje perfectos para disfrutar de la vida y el deporte al aire libre. Desde sus rutas de senderismo y BTT por el Parque natural del cañón del Río Lobos a sus paseos casi urbanos a la orilla del Duero hacia San Saturio, las posibilidades de disfrute para el visitante son inmensas. Lugares como la legendaria Laguna negra o el sabinar de Catalañazor merecen la visita. Practicar carrera de montaña o rappel por los picos de Urbión, es una apasionante aventura.
Soria en Otoño ofrece posibilidades como asistir a la berrea del ciervo o realizar rutas que combinen senderismo y micología. O realizar deportes de aventura en alguno de sus hermosos parajes naturales.

Soria en otoño para incondicionales de los paisajes bellos.

Podríamos unir este punto con el anterior, pero quizá al visitar Soria en otoño quieras disfrutar de los paisajes bellos sin esfuerzo. Si simplemente quieres disfrutar de los colores propios de la estación o eres aficionado a la fotografía, este es un momento perfecto para conocer lugares como la Sierra de Cameros, que separa (o une, según se mire) Soria de La Rioja.
En la propia capital soriana, tanto los parques como los paseos de las afueras y las riberas del Duero, son de una gran belleza en este momento del año.

Soria en otoño para amantes de la literatura.

Si quieres visitar Soria en Otoño y partes desde Madrid, una posibilidad preciosa y única es hacerlo con el tren Campos de Castilla. Una visita ferroviaria al paisaje, la historia y el mundo literario inolvidable. Pero llegues a la ciudad desde donde llegues, en ella encontrarás rutas y puntos clave que el amante de la literatura disfrutará especialmente: el monte de las Ánimas y otros lugares que Becquer nos ha hecho desear conocer o los lugares que vivieron y ensalzaron Antonio Machado o Gerardo Diego, son visitas obligadas para el visitante.

Soria en otoño para aficionados a la historia.

Desde las ruinas de la mítica Numancia a los templos románicos de la ciudad, visitar Soria en otoño es una invitación ineludible para los aficionados a la historia, cualquiera que sea la época preferida del mismo. Existen rutas preparada que puedes seguir como la de las Icnitas, la del Cid la de Alvargonzález. O elaborar personalmente la que más te apetezca incluyendo tus sitios preferidos, con visitas quizá a yacimientos celtíberos como los de Uxama, Tiermes o Numancia o puntos de interés como el famoso Claustro de San Juan de Duero o la Ermita de San Saturio. Las posibilidades son enormes.

Soria en otoño con niños.

Visitar Soria en otoño con niños es una buena idea. Podrán disfrutar de actividades como las rutas micológicas con guía, que les enseñarán a encontrar y distinguir algunas de las setas comestibles y no comestibles de la zona. La ruta de las Icnita apasionará a los más pequeños de la familia con sus huellas de dinosaurio y sus reproducciones gigantes. Y la posibilidad de realizar actividades de aventura especialmente diseñadas para ellos en lugares como Vinuesa les encantarán.

Aprovecha y este año disfrutar de Soria en otoño. No dejes que te lo cuenten; vívelo.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios