10 marcadores de plantas para el jardín originales y divertidos

0

10 marcadores de plantas para el jardín - El Jardín de Venus

Si disfrutas cuidando tu jardín y te apetece salirte de lo clásico, te va a gustar el tema de hoy. Te proponemos 10 marcadores de plantas para el jardín originales y divertidos. Podrás ponerlo para identificar las plantas de un jardín de aromáticas  o de un jardín de suculentas,  para señalizar los plantones para el huerto o como más te convenga.
Aquí van las 10 ideas que darán un toque chulo a tu jardín.

1.- Cantos rodados pintados.
Una buena excusa para organizar una excursión a buscarlos y para pasar una tarde desapacible pintándolos. Puedes hacerlo con rotuladores especiales o a pincel. Deja volar tu imaginación y no te limites a poner el hombre de cada planta. Después, puedes aplicarle una mano de barniz transparente de exterior para evitar que la lluvia, el sol y el aire lo desgasten rápidamente. Si tienes peques, seguro que les encantará colaborar con la tarea.

2.- Corteza de pino pirografiada.
En cualquier tienda dedicada a la jardinería o vivero encontrarás bolsas de corteza de pino. Suele usarse para señalizar bordes, marcar caminos o delinear separaciones. Compra de la que son piezas grandes, no virutitas. Es barata y con una bolsa pequeña te bastará. Elige las piezas más bonitas, y con un lapicero o rotulador escribe el nombre o dibujo de cada marcador. Después, con un pirógrafo, trabaja el dibujo. ¡Y listo! Ya puedes posarlos sobre la parte del jardín que desees para que cualquiera pueda identificar las plantas al leer el marcador.

3.- Palos de helado de pintura de pizarra.
En tiendas de manualidades y de menaje de cocina puedes encontrar palos para helados o polos. Son perfectos para usarlos como marcadores de plantas para el jardín. Ocupan poco y son muy prácticos. Aunque puedes usarlos de diferentes maneras, te proponemos darles una capa de pintura de pizarra. Luego podrás escribir con tiza el nombre de cada planta. Deja sin pintar la mitad del palo que irá clavada en el suelo, así te ahorrarás la mitad de la pintura. También te resultará más cómodo a la hora de pintarlo, porque le puedes dar una mano rápida y dejarlo secar clavado en un corcho blanco o en una maceta con turba.

4.- Sellos de arcilla blanca.
La arcilla blanca es muy económica. Puedes trabajarla para darle forma de sello o de medallón y antes de que se seque, con un lapicero, una varilla para brochetas o incuso con un palito, grabar el nombre o dibujo que le quieras dar. Lo puedes usar tal cual o darle una capa de pintura de colores y otra de barniz encima.

5.- Corchos de vino.
Si sueles tomar vino, guarda los corchos, que son estupendos para usarlos como marcadores de plantas. Puedes pirografiarlos, pintarles el nombre deseado o incluso grabarlos. Después, puedes pincharlos sobre varillas para brochetas clavando éstas en la tierra, que queden a la altura perfecta, de tal modo que se puedan leer bien pero no queden demasiado altos.

6.- Señales de madera pintada.
Puedes pasarte por una carpintería a ver si tienes recortes, piezas muy pequeñas que no les sirven y que te pueden vender a bajo coste o regalar. O puedes ir a una tienda de bricolaje y comprar una tabla fina y una sierra de pelo para cortarla en forma de señal, de flor o la que mas te guste. Después, píntala a tu gusto y una vez se seque, aplícale una capa de barniz transparente para exteriores.

7.- Medallones de barro lacados.
Utiliza barro, la arcilla color teja de toda la vida, y prepara tantos medallones como marcadores quieras. Puedes utilizar una red o un paño de ganchillo y un rodillo para remarcarlo y que quede más bonito. Una vez seco, aplícale laca el spray del color que más te guste. Ya solo te queda utilizar una pintura o rotulador especial para poner su nombre encima.

8.- Botellas de cristal rellenas.
Guarda botellines de cristal de refrescos o de agua, de cristal blanco transparente. Escribe en papel de colores el nombre de la planta que quieras, enrollado de modo que puedas introducirlo en la botella pero que se lea lo escrito una vez introducido. Rellena con gravilla la botella para que el papel no se mueva de sitio y quede pegado a la pared interior de la botella. Pon la botella tumbada sobre la parte del jardín que quieras señalizar, la mitad incrustada en la tierra. Pero ojo, mucho cuidado, recuerda que debe ser una zona de sombra perpetua. Y es que el sol podría calentar el cristal y provocar un incendio.

9.- Aros de alambre, hilo y fieltro.
Con un alambre forma aros de similar tamaño, córtalos con un alicate y ciérralos para que no se abran. Ahora, con hilos o cuerdas finas de colores, rodealo para forrarlo, Con otros hilos de colores y una aguja gruesa, forma una especie de telaraña que cubra el interior del aro. Utiliza fieltro y dibuja sobre él iniciales o incluso el nombre completo de cada planta. Recórtalo y superponlo a la malla de hilo, bien cosiéndolo o bien con pegamento de tela. Con pegamento y un palo hazle en la parte posterior un pie que es el que iría dentro de la tierra para que solamente quede en la superficie el marcador.

10.- Loza pintada.
Aprovecha si se te ha roto un plato grande o tienes unos platitos de café que ya no te interesa guardar. Píntalos con una pintura adecuada simplemente dando el nombre a los marcadores, o añadiendo algún dibujo a su alrededor. Y ya puedes usarlos en tu jardín o huerto como marcadores de plantas.

Anímate a crear marcadores de plantas para el jardín originales, divertidos y hechos por ti misma.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios