5 vinos frizzantes que debes probar este verano

0

5 vinos frizzantes que debes probar este verano

Los vinos frizzantes están de moda y son de los más apetecible que te puedes tomar con estos calores. Para maridar en comidas o cenas, para la hora del aperitivo o para tomar una copa entre horas, te recomendamos 5 vinos frizzantes que debes probar este verano y que seguro disfrutarás. Eso si, siempre con moderación. 

Estos vinos pueden ser blancos, tintos o rosados; su peculiaridad es que contienen anhídrido carbónico puro, que pueden contenerlo de modo natural o por habérselo añadido a menos de 4 atmósferas de presión. Lo contienen de forma natural los vinos a los que se somete a una segunda fermentación en un envase cerrado, y a los que se les añade, se realiza el proceso de añadido durante el envasado. Obviamente es más interesante el proceso natural, que hace más delicados los aroman propios del vino y mejora la calidad de la burbuja.

No debemos confundir el vino frizzante con los vinos espumosos, cavas o champagnes. El proceso no es el mismo y el resultado final no es igual. El  frizzante tiene menos azúcares y menos burbujas que los espumosos, con vinos ligeros, frescos, frutados y generalmente dulces que se sirven bien fríos. Las bodegas lo asocian a un público joven y femenino, y es verdad que estos vinos triunfan entres las mujeres.

En el mercado pueden encontrarse últimamente muchos vinos frizzantes de diferentes orígenes. He seleccionado hoy 5 vinos frizzantes españoles que merece la pena que pruebes. Y el verano es un momento ideal, porque al servirse bien fríos resultan de los más apetecibles. 


1.- Dolce Bianco, el vino Frizzante de Rueda.
La mítica bodega 4 Rayas elabora este vino 100% uva verdejo con un toque de aguja. Es un blanco semidulce, muy adecuado para servir en los aperitivos o al final de las comidas, como se hace en muchas celebraciones con los cavas y champagnes. También es ideal para servir a la hora de los cócteles donde este vino chispeante sin duda triunfará.  
Al pertenecer a una bodega muy conocida y gracias a su interesantísimo precio (rondando los 3 euros), es fácil de encontrar en grandes superficies, además de en las clásicas vinotecas y en venta on line. 

2.- Yllera 5.5 verdejo Frizzante.
Este vino es un verdejo joven parcialmente fermentado, fresco, dulce, con una chispa de carbónico y ¡con tan solo 5,5 % de alcohol! Se recomienda sobre todo para servir con aperitivos o maridarlo con postres a base de frutas y/o chocolate y hasta con helados, pero también es estupendo para tomar entre horas. 
Su envase es muy atractivo y refrescante, muy elegante. Invita a servirlo justo como se debe, muy frío. Su precio se acerca a los 6 euros; es fácil dar con él porque tienen una cadena de comercialización muy amplia. 

3.- Codornew Albariño Frizz 5.5
Se obtiene de vinos fermentados en su totalidad y está elaborado al 100% con uva albariño. Es muy agradable, fresco y de largo recuerdo afrutado. Su graduación es de 5,5º y es ideal para maridarlo con arroces, platos de pasta y mariscos. 
Elaborado por Codorniu y con un etiquetado visualmente muy atractivo, alegre y femenino, la forma de su botella nos recuerda a las clásicas botellas de cava. Su precio es de en torno a los 7,5 euros la botella. Aunque todavía no es un vino muy extendido, al ser un Codorniu, es fácil de encontrar a la venta. 

4.- Ponte Vecchio Pink Moscato.
Es el frizzante rosado de Bodegas Hijos de Antonio Barceló. Elaborado con uvas tempranillo y moscato, es sabroso y delicado en boca, con fruta muy persistente, abocado, equilibrado y refrescante. Se recomienda para maridar con platos de cocina hindú, con platos agridulces de estilo asiático y con ensaladas, arroces y platos de pasta de estilo mediterráneo.
Pese a ser un vino frizzante su aspecto externo, el etiquetado, la botella, etc.. es muy parecido a un cava rosado. Su precio no suele llegar a los 6 euros.  Fácil de encontrar en vinotecas e hipermercados.

5.- Secret Moment Frizzante.
Bodegas Copaboca elabora este delicioso vino de 8º  elaborado con uva verdejo. Fresco, frutal y agradable, es ideal para tomar como cóctel y a deshoras. Es suave y peligroso, porque como suele decirse coloquialmente, "entra solo". 
Su packaging femenino y juvenil es precioso, y unido a lo atractivo de su nombre, invita a usarlo en momentos especiales de la vida y a regalarlo a personas igualmente especiales. Su precio medio está entre los 4,75 y los 5 euros. 

Aunque por mi gusto personal los frizzantes verdejo son mis favoritos, considero que los cinco son vinos frizzantes que merece la pena probar y disfrutar este verano y el resto del año. 

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios