Cómo motivar para los exámenes finales a tu hijo

0

cómo motivar para los exámenes finales a tus hijos - El Jardín de Venus

Hoy queremos contarte cómo motivar para los exámenes finales a tus hijos. Obviamente no es lo mismo hacerlo con niños pequeños que con adolescentes. Y también es importante su forma de ser y cómo los hemos ido motivando a lo largo del año. Pero aquí van algunos consejos de cara a la recta final del curso.

* Alimenta sus ganas de aprender. Quizá ya sea tarde para ello, pero si estamos hablando de niños aún lo podemos hacer. Pero no vale con intentarlo solamente de cara al final de curso, hay que hacerlo de cara a la vida en general. Alimenta día a días sus ganas de descubrir el mundo, de conocer cosas nuevas, de saber. Así le será mucho más sencillo el trabajo cotidiano de la escuela, porque le gustará aprender. Y en momentos de mayor estrés o presión, podrá sobrellevarlo mejor.

* Motívale con un verano lleno de tiempo libre. Incluso con actividades concretas que sabes que le interesan. O que le pueden entusiasmar. Si ahora es esfuerza un poco más, los meses de vacaciones serán enteramente para su descanso y disfrute. Para pasar tiempo con amigos, ver la tele, ir a la piscina, salir de campamento, leer, hacer deporte o lo que sea que le guste.

* Enséñale a disfrutar del triunfo de lograr algo que se ha propuesto. Pero no solo en los estudios. La satisfacción de alcanzar metas a base de su propio trabajo o esfuerzo debería ser motivación suficiente para hacer muchísimas cosas. Entre ellas, afrontar los exámenes finales con más fortaleza, seguridad y ganas.

* Ayúdale a plantearse metas. En ocasiones se trata solamente de aprobar el examen. En ese caso cada meta puede ser sacar con una nota buena un trabajo. O aprenderse un tema concreto. En otros casos, quizá demostrarse a sí mismo que puede hacerlo. Poco a poco el cumplimiento de esas metas le irá preparando para el examen final. Sin el agobio de que la meta sea muy ambiciosa y a largo plazo. Ir alcanzando metas menores le dará seguridad, le aportará tranquilidad y le irá acercando a la consecución del objetivo final.

* Hazle ver las ventajas de aprobar el curso. A largo plazo. Por ejemplo, si tiene interés por una determinada profesión que precise de que tenga una base aprobada para ejercerla. O si quiere cosas materiales en la vida puedes hacerle ver que con esfuerzo desde ahora encontrará el camino recto para lograrlas. O si le gusta estar con adultos pero no tiene conocimientos básicos de cultura general para seguir ciertas conversaciones. Debe ser consciente de que sus estudios actuales serán la base sobre la que construir ese futuro.

* Predica con el ejemplo. No abandones tus metas. Esfuérzate por aprender y hazle partícipe de tu esfuerzo. No te avergüences si te pregunta algo que no sabes y buscad juntos la respuesta. Prima el ocio constructivo. Por ejemplo, ver películas de las que se pueda comentar luego cuestiones. Y hacer salidas a la naturaleza o culturales. Ver programas de televisión con un trasfondo que ayude a crecer como personas o a conocer más cosas. Y eliminar todo lo que sea una barrera o reme en el camino contrario; cambia de canal cuando salgan programas en que solamente triunfan los incultos y se haga apología de la mediocridad, etc…

Motiva para los exámenes finales a tus hijos y ayúdales a estar motivados para aprender durante toda la vida.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios