8 formas de sentirte mejor este verano

0

8 formas de sentirte mejor este verano -El Jardín de Venus

Te contamos 8 formas de sentirte mejor este verano. Se trata de cosas sencillas que puedes aplicar a tu vida para ganar en bienestar y disfrutar de estar y sentirte bien. ¿Te animas a ponerlas en practica?

1.- Toma complementos alimenticios que te ayuden en tu etapa vital.
En algunas etapas de la vida necesitamos una dosis extra de nutrientes como vitaminas, minerales, oligoelementos que pueden obtenerse  de la acción de combinados de plantas y productos naturales concentrados que nos aporten los beneficios que nos ayuden a sentirnos mejor. Pueden ser de gran ayuda en momentos como el embarazo, la menopausia, cuando necesitamos energía extra o mejorar algún pequeño trastorno concreto de nuestro organismo (las molestias del síndrome premenstrual, los problemas de tránsito intestinal, etc…). Soluciones como DONNAplus,  por ejemplo,  te ayudarán a sentirte mejor.

2.- Ponte en marcha para ganar en bienestar.
No hace falta que te lances a practicar deporte a todas horas si sueles llevar una vida sedentaria, pero sí es bueno realizar algunas actividades que te hagan mover el cuerpo y ayuden a la mente para ganar en bienestar. Por ejemplo dedicar algún tiempo a la semana a practicar tai chi, yoga, pilates, aquagym, stretching o ejercicios hipopresivos, será una buena idea.

3.- Descansa adecuadamente.
Un descanso de calidad ayuda al cuerpo a recuperarse y a ponerse en marcha al día siguiente con fuerzas y energías renovadas. Procura disfrutar de las 8 horas de sueño de rigor, para que tu cuerpo mantenga la salud física y mental en condiciones óptimas.
Para conciliar mejor el sueño este verano, procura que el dormitorio permanezca a una temperatura adecuada y agradable, evita dormirte con la televisión o la radio puestas, apaga el teléfono móvil y si no lo necesitas, olvídate del despertador por unos días.

4.- Disfruta de las pequeñas cosas.
La felicidad a menudo está en las pequeñas cosas y los momentos en que te sientes a gusto y bien con lo que estás haciendo. Aprender a disfrutar de esos pequeños momentos y cosas especiales de cada día, te hará sentir mucho mejor: una conversación divertida, un vaso de agua fresca un día de calor, el sabor de un plato especialmente gustoso… son placeres cotidianos que enriquecen la vida y mejoran el bienestar de quien sabe apreciarlos y disfrutarlos.

5.-Rodéate de buena gente.
La gente tóxica tiene el poder de complicar y amargar la vida de quien se deja influir por ellas, llenan de negatividad el ambiente en el que se mueven y generan problemas, preocupaciones y trastornos en quienes deben sufrir su presencia continua. En cambio, rodearte de buena gente te facilita la vida, la enriquece y hace más fácil y llevadera; son personas que tienen la capacidad de sacar lo mejor de ti dando de forma natural lo mejor de si mismas
Procura ser buena gente y rodearte de buena gente. Notarás la diferencia. Comprobarás que hasta los problemas parecen ser menores y/o tener mejor solución. Verás como se esfuerzan por facilitarte las cosas en lugar de ponerte zancadillas y harán que te sientas mucho mejor contigo misma, con las personas de tu entorno y con la vida en general.

6.- Haz esas cosas para las que nunca encuentras tiempo durante el resto del año.
¿Te gusta ir al cine o a bailar y nunca encuentras el momento? ¿Tienes aficiones olvidadas porque no puedes dedicarle el tiempo y la atención que necesitan? Aprovecha las vacaciones de verano para dedicar una parte de tiempo a ellas. Dales prioridad frente a otros planes que no te llenen tanto.

7.- Aliméntate bien.
Una buena nutrición es la base del bienestar. Tu cuerpo y tu cerebro necesitan de una alimentación adecuada para trabajar correctamente y mantenerse sanos y en forma. Los meses de verano son un buen momento para corregir malos hábitos alimenticios y aprovechar la profusión de frutas y verduras de temporada incluyéndolas en tu dieta habitual.

8.- Hidrátate por dentro y por fuera.
Una hidratación adecuada te ayudará a estar y a sentirte mejor. Hidrátate por dentro bebiendo el agua necesaria a diario e incluyendo fruta y verduras crudas en tu alimentación cotidiana. E hidrátate por fuera con las cremas que te ayudarán a cuidar y proteger tu piel, regenerando las células dérmicas y combatiendo la acción dañina del sol sobre la piel.

Anímate a poner en marcha estas formas de sentirte mejor este verano, y no las abandones cuando termine la temporada. Ganarás ampliamente en bienestar.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios