9 tentempiés para llevar al trabajo

0

9 tentempiés para llevar al trabajo - En Mil Batallas

Un buen tentempié te alimenta y es una buena opción de comida rápida a media mañana o a media tarde. De esta manera te permite recuperar la energía necesaria para afrontar el resto de la jornada laboral. Estos son los mejores tentempiés para llevar al trabajo. Los que te ayudan a cuidarte y te proporcionan nutrientes importantes.

1.- Una bebida adecuada.

Un buen zumo de fruta, un smoothie saludable, un café preparado a tu gusto o un licuado de hortalizas son buenos tentempiés para llevar al trabajo. Unos resultan estimulantes, energetizantes y te ponen en marcha. Y en días fríos resultan reconfortantes tomados calientes. Otros resultan refrescantes, hidratantes y ligeros, y son un delicioso cóctel de vitaminas.
Lo ideal es que estas bebidas para llevar al trabajo las prepares en casa. La mayor parte de sus versiones industriales resultan poco saludables; están cargadas innecesariamente de azúcares e incluso de grasas. Un botellín de ciclista o un termo individual se transporta igual de cómodamente que un vaso, brick o botella comercial. Y además de más sano y más sabroso es una opción considerablemente más económica.

2.- Fruta fresca.

Una opción saludable y sabrosa. Plátanos, mandarinas o naranjas son estupendos tentempiés para llevar al trabajo. Se transportan, pelan y comen con comodidad. Peras o manzanas también son grandes elecciones que puedes tener por varios días en el trabajo para comer cuando mejor te venga.
En tupper puedes llevar una macedonia ya preparada para comer con tenedor o mezclada con yogur o kéfir para tomar con cuchara. En este último caso ten cuidado los días de calor o si debes dejarla junto a una estufa.

3.- Frutos secos.

Escoge siempre la versión cruda o tostada y evita las fritas, saladas o azucaradas. Nueces, almendras o avellanas, entre otras, son excelentes tentempiés para llevar al trabajo. Debidamente envasadas puedes guardarlas por varios días en tu cajón o taquilla para tomarlas cuando te convenga. Son ricas, no mancha, ocupan poco y son muy nutritivas y energéticas. Unas pocas unidades te ayudarán a afrontar con vitalidad el resto de la jornada laboral.

4.- Crudités.

Puedes prepararlas en casa y llevarlas en un tupper o bolsa adecuada o comprarlas preparadas en el supermercado: obviamente la diferencia económica entre las primeras y las segundas es abismal. Puede multiplicarse por más de 10 en el caso de las de supermercado. Eso sí, te ahorrarás el tiempo de preparación; tú decides.
Las crudités no son otra cosa que verduras y hortalizas listas para comer tal cuál. Zanahorias mini o cortadas en bastoncitos, palitos de apio, rebanitos pelados, tomatitos cherry, etc… Son un excelente picoteo saludable, una de las mejores opciones de tentempiés para llevar al trabajo. Ligeros y sabrosos, te aportan vitaminas principalmente al tiempo que te ayudan a llegar con menos hambre a la hora de la comida principal.

5.- Bocadillos o minibocadillos y sandwiches.

Para tomar como tentempié elige opciones en la que el pan sea saludable. Un buen pan de centeno, integral o de cereales y semillas, por ejemplo, será estupendo. Evita los llamados panes industriales ricos en azúcares y grasas de origen dudoso. Igualmente sé selectivo con el relleno; prefiere opciones saludables y saciantes que no sean pesadas.
Un bocadillo de pan de centeno son salmón ahumado y tomate fresco, de pan integral con tortilla francesa y jamón o de pan multicereales con pollo a la plancha y verduras asadas son excelentes tentempiés para jornadas de trabajo largas. Escoge un tamaño adecuado; no es lo mismo que deba ser la comida de mediodía en una jornada continua que un piscolabis a media mañana en una jornada corta.

6.- Tortitas de cereales.

Principalmente de maíz o de arroz. Evita las versiones chocolateadas y saborizadas artificialmente. Es preferible que las acompañes con ingredientes naturales o si te resultan sosas que tomes otro tipo de snacks más saludables.

7.- Chocolate negro.

Uno de los más apetecibles tentempiés para llevar al trabajo es una porción de chocolate negro. Es importante que moderes las cantidades así como que te decantes por opciones puras con un altísimo porcentaje de cacao puro; procura que supere el 80%.  No es algo recomendable para todos los días pero si para de vez en cuando. Es ligeramente estimulante y rico en magnesio.
Si te resulta imposible dejar una tableta en el cajón sin terminártela en un día actúa con cabeza: llévate únicamente la ración de cada día, entre 10 y 20gm envuelta en papel de aluminio.

8.- Frutas secas.

Es una opción de tentempié perfecta para algunos días. Pesa poco, se come bien entre horas y de forma cómoda. Además es energética, nutritiva y revitalizante. Albaricoques secos, uvas pasas, arándanos secos, ciruelas pasas o dátiles son buenas elecciones. Aportan nutrientes interesantes y una dosis de energía que te ayude a afrontar adecuadamente el resto de la jornada.
Sé moderada con la cantidad de cada ración.

9.- Lácteos.

Salvo problemas de intolerancia o alergia los lácteos son estupendos tentempiés para llevar al trabajo. Yogures bebibles o enteros, con frutas o con cereales, quesos frescos o botellines de kéfir de leche son estupendos. Pero recuerda que conviene llevarlos refrigerados y dejarlos lejos de la calefacción hasta el momento de tomarlos.
Puedes preparar en un tupper tu propia mezcla de lácteo y otros ingredientes como copos de avena, frutas frescas, semillas, etc…

Disfruta de estos tentempiés para llevar al trabajo. Cuídate y recarga tu batería de nutrientes interesantes.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios