6 lujos de verano

0

6 lujos de verano - El Jardín de Venus

El verano es tiempo de descanso, en teoría. De disfrute, al menos sobre el papel. De lujos, aunque no que para uno es lujo para otro es cotidiano y otros ni se lo plantean siquiera. Te proponemos 6 lujos de verano, para prácticamente todos los bolsillos y personas. Anímate a disfrutarlos estos días y recárgate de energía para el resto del año.

1.- Pasar tiempo con quienes quieres.

Es algo que no siempre es posible a lo largo del año pero es más probable en verano. Si tienes la oportunidad de disfrutar de este lujo de verano no lo desaproveches y pasa con los tuyos, sean amigos, pareja o familia, tiempo de calidad. Disfruta de cada momento hagáis algo especial o simplemente viváis juntos tiempo de charlas, de cercanía, de cariño.

2.- Un día diferente a todos los demás del año.

A veces hacer algo diferente, incluso sin alejarte de tu pueblo o ciudad, es ya un lujo y algo que te ayuda a desconectar y a recargar energías para una temporada. Vive un día como si fuera especial, no importa si haces una excursión cercana o vives tu ciudad como un turista más, si te das el lujo de disfrutar de un día de verano de relax en un spa, si organizas una fiesta en la terraza o un picnic en el parque, si puedes darte el capricho de un paseo en barco o sales de concierto. Intenta vivir un día distinto a todos otros. Hagas un gran desembolso o disfrutes de un día de vacaciones gastando poco dinero.

3.- Disfrutar de una buena lectura a la sombra.

¿Te gusta leer y durante el año las obligaciones de cada día no te dejan hacerlo tanto como te gustaría? Aprovecha las vacaciones para hacerte con ese libro que hace tiempo tenías ganas de comenzar o con alguna de nuestras propuestas para viajar a través de la lectura.  Elige el momento, prepara el ambiente y disfruta de otros mundos sin moverte de este.

4.- Desayunar en la cama.

Es un lujo de verano o de cualquier otro momento del año que a menudo no podemos disfrutar. Si vas a disfrutarlo en casa puedes dejar todo preparado desde la noche anterior a mano o hacer un pedido especial a alguno de los muchos lugares en los que ya te llevan un pedido delicioso a tu hogar. Y si veraneas de hotel, no dudes en darte el gustazo de pedir un buen desayuno completo y delicioso para comer o, mejor dicho, para desayunar a la romana.

5.- Pasear por la ciudad semi vacía.

Para algunos es su lujo de verano preferido, algo que no pueden hacer durante el resto del año. Disfrutes de tu propia ciudad o de otra a la que vas de visita, caminar por las calles semi vacías, al menos a primera hora de la mañana, es una experiencia que no todo el mundo a vivido. es cierto que cada vez las vacaciones se reparte más y ya no se ven esas estampas casi apocalípticas de las arterias principales de las ciudades desiertas bajo un sol abrasador, pero todavía dan una imagen y proporcionan una experiencia muy diferente del mismo lugar que en otros momentos del año.

6.- Contemplar las estrellas… y el amanecer.

Es un clásico, sí, pero no por ello es menos impresionante disfrutar de este lujo de verano. O, más bien, lujazo. Elige la noche apropiada y un lugar sin contaminación lumínica, buena compañía y todo lo necesario para disfrutar del cielo estrellado y del amanecer. En Agosto tienen lugar las llamadas lágrimas de San Lorenzo , Perseidas o lluvia de estrellas en torno al 10 de Agosto; este año los días de máxima intensidad, según los expertos, serán los días 11, 12 y 13 de Agosto. Sin duda noches especiales para disfrutarlas plenamente.

Sea como sean estas vacaciones o días no vacacionales, disfrutar de algunos lujos de verano asequibles, serán una buena idea para sentirte bien y recargar energías. Disfrútalos.

 

Foto by Unsplash – Gambler-

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios