Cómo cuidar la piel corporal seca

0

Cómo cuidar la piel corporal seca - El Jardín de Venus

La piel corporal seca es una problemática que trae de cabeza a muchas personas. No solamente por una cuestión estética; este tipo de piel suele producir molestias e incluso dolor derivadas de la descamación o las grietas. Es importante aprender a tratar adecuadamente la piel corporal seca para evitar estos trastornos.

Cómo protegerse de los factores ambientales que perjudican a la piel corporal seca.

Los factores ambientales son a menudo causantes de la piel corporal seca o actúan sobre la piel ya seca o muy seca intensificando esa situación. Por ello es importante conocer cuáles pueden influir en esta problemática y cómo protegerse de ellos.
* Evita en la medida de lo posible el calor y el frío intenso. Los climas rigurosos tienen una influencia negativa sobre la piel seca, tanto corporal como facial. El aire seco en cualquiera de los casos es muy agresivo para este tipo de pieles. Por ello es importante protegerse tanto con ropa como con cremas o productos cosméticos adecuados.
* El foto envejecimiento y la edad tienden a secar la piel. Evita tomar el sol o hazlo con una altísima protección frente a la luz ultravioleta. Y aplica habitualmente el tipo de cuidado hidratante adecuado para tu edad y tipo de dermis.

Otros factores importantes que perjudican a la piel corporal seca.

Existen diversos factores que perjudican la piel corporal seca pero estos son algunos de los más habituales.
* Entre los más frecuentes, podemos encontrarnos con algún tipo de medicación. Es curioso como algunos medicamentos comunes influyen sobre la piel incrementando su sequedad. Algunos tratamientos para el acné y ciertos antibióticos causan sequedad dérmica. También algunos diuréticos y medicamentos para la tensión arterial causan estos efectos. Si necesitas este tipo de medicación no prescindas de ella por sus efectos secundarios sobre la piel corporal seca. Pero aplica los tratamientos y cuidados necesarios para hidratarla y protegerla intensamente.
* Es importante mantener una buena higiene diaria, pero si sufres de sequedad dérmica debes saber cómo influye en esta problemática. Es vital que evites todo aquello que contribuya a eliminar los lípidos fundamentales para la barrera de protección de la piel. Es decir, evita utilizar jabones y geles agresivos así como duchas y baños de agua muy caliente. Si consideras que la sequedad de tu piel es excesiva prueba con jabones específicos para la piel corporal seca o muy seca.
* Algunos problemas hormonales tienen una gran influencia sobre la falta de hidratación natural de la piel. El embarazo y la menopausia son etapas de la vida de la mujer en que puede darse esta problemática debido a los cambios hormonales que en uno y otro caso sufre el cuerpo.
* Una dieta inadecuada a menudo tiene efectos visibles sobre el organismo. Tanto la falta de ácidos grasos como de vitaminas influyen de manera importante sobre la dermis provocando una mayor sequedad de la misma. Examina tu dieta habitual y si detectas que te faltan estos nutrientes, ponle remedio cuanto antes. Puedes hacerlo a través de la dieta o de la complementación alimentaria. Consulta con tu médico o un profesional de la nutrición para que te aconseje sobre este tema.

Algunas hábitos que puedes implementar en tu vida para evitar la piel corporal seca.

– Adiós al tabaco. Si fumas ten en cuenta que entre las acciones perjudiciales del tabaco sobre el organismo está la de secar la piel.
– Bebe agua a diario. Una persona adulta sana debería beber cada día entre 1 y 1/2 litro y 2 litros de agua para hidratarse adecuadamente. Frutas y verduras frescas también contribuyen a una adecuada hidratación corporal.
– Aplícate un tratamiento hidratante dérmico a diario. Consulta con un profesional si dudas sobre el mejor para los requerimientos de tu piel. Y no te saltes aplicaciones.
– Lleva a cabo tu higiene diaria prescindiendo de jabones agresivos y agua excesivamente caliente.
– Aliméntate correctamente de forma equilibrada y saludable.
– Protégete frente a las inclemencias meteorológicas. Y evita tomar el sol.

Aplica un tratamiento adecuado sobre la piel corporal seca para hidratarla y cuidarla.

Actualmente existen multitud de marcas que elaboran tratamientos dermoestéticos de gran efectividad. Consulta con un profesional sobre el más adecuado para las necesidades de tu piel. Si vas a elegirlo por ti misma es importante que tengas en cuenta los principios activos que pueden ayudarte: ceramidas, ácido hialurónico o urea son algunos de los que es pueden ayudarte a hidratar adecuadamente tu piel.
Si la sequedad de tu piel es excesiva quizá necesites un tratamiento de choque seguido de cuidados diarios. Elijas la marca que elijas para tus cuidados es recomendable utilizar sus distintos productos para ello. En la medida de lo posible no mezcles tratamientos corporales de distintas marcas; es importante que no entren en conflicto principios activos diferentes.

Cuida y protege tu piel corporal seca para acabar con esta problemática. En caso de que el problema persista pese a los cuidados, consulta con un dermatólogo.

 

Foto by Picjumbo

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios