7 formas de incluir nueces en tu dieta

0

7 formas de incluir nueces en tu dieta

Las nueces son un gran alimento, nutritivo, sabroso y que aporta importantes beneficios al organismo. Expertos en nutrición y en salud cardiovascular y cerebral recomiendan comerlas a diario pero con moderación. Si te faltan ideas para no consumirlas únicamente como tentempié te damos algunas ideas para incluir nueces en tu dieta de forma sencilla y sabrosa.

1.- Con yogur.

Las nueces pueden formar parte de diferentes postres con yogur. Simplemente trocear 3-4 nueces y mezclarlas con un yogur natural ya es un postre tentempié rico. Si además añades alguna fruta seca como una cucharadita de uvas pasas o un orejón picadito, tendrás un plato estupendo. Y para los días especiales, añade 5gm de chocolate negro rallado.

2.- Con muesli.

Añadir media docena de nueces picadas a tu muesli del desayuno es una forma sencilla y deliciosa de incluir nueces en tu dieta habitual. Si lo tomas como costumbre te resultará muy fácil comer la dosis diaria indicada.

3.- En ensalada.

Hay multitud de ensaladas que ganan con la adición de frutos secos. Especialmente las ensaladas de base verde, como escarola, canónigos o espinacas frescas. También casan bien con queso o tofu y con un toque dulce que puede ser en forma de frutas secas como ciruelas, arándanos o uvas pasas, o bien en un aliño agridulce.

4.- Con carnes.

Puedes añadir las nueces al relleno de carnes como pollo, codorniz, pavo o pato. O añadirlas en el plato picadas para dar un punto crujiente, por ejemplo para un guiso de cerdo al oporto o un conejo estofado.

5.- En salsas.

Algunas salsas ganan con unas nueces majadas. Por ejemplo la tradicional salsa de queso y gorgonzola o una romesco sustituyendo estas por las avellanas. No es algo para comer todos los días pero es un modo más, y muy rico, de disfrutar este nutritivo y beneficioso fruto seco.

6.- En postres.

No queremos decir que la forma más saludable de incluir nueces en tu dieta sea comiendo cada día postres elaborados con ellas. Pero es un modo más de comer este rico fruto seco, que puedes tener en cuenta para algunos días especiales. Por ejemplo dentro de un bizcocho, coronando una compota de manzana o en chocolatinas caseras mezclándolo con chocolate negro fundido y dejado luego enfriar para que endurezca.

7.- Con queso.

Casi cualquier plato con un queso con personalidad, casa bien con unas nueces. Un simple bocado de un dad de queso Edamm curado, brie o manchego con media nuez ya es una delicia. Ideal para el tentempié o el aperitivo, salvo que tengas que controlar tu ingesta calórica de forma firme.

Anímate e incluye las nueces en tu dieta habitual, ya sea solas o como parte de preparaciones y platos más elaborados.

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios