Tensión arterial baja

0

Tensión arterial baja - El Jardín de Venus

A menudo se habla de lo problemático que es para la salud tener una presión arterial alta. Pero hay muchas mujeres que sufren de tensión arterial baja de manera habitual y se preguntan si es preocupante. ¿Eres tú una de ellas?

Tensión arterial baja o hipotensión, ¿qué es?

Se considera que una persona tiene la presión arterial baja cuando esta se sitúa en 90.60. O, como se dice coloquialmente, cuando la alta tiene 9 o menos y la baja 6 o menos. Esto puede deberse a una situación puntual y circunstancial o extenderse a lo largo del tiempo y ser habitual en la persona.

La tensión baja, ¿es buena o mala?

Una tensión arterial baja se considera, en principio, que es señal de buena salud. Pero en ocasiones esta tensión baja viene acompañada de una serie de síntomas y molestias que pueden ser señal de que algo no va bien. Si habitualmente sufres de algunos de los síntomas que mencionamos a continuación y de tensión arterial baja habitual, consulta con un médico para que determine si se debe a algún problema o si no debes preocuparte por ello.
– Mareos y/o desmayos.
– Sensacion continuada de sueño.
– Depresión.
– Palidez cutánea.
– Cansancio o fatiga.
– Visión borrosa.
– Apatía.
– Problemas de concentración o dificultad para concentrarse.
– Gran sensibilidad al frío.
– Sed habitual.
– Respiración superficial o poco profunda.
– Náuseas.
– Palpitaciones.

Causas de la tensión arterial baja.

Las causas de sufrir tensión arterial baja pueden ser diversas. En ocasiones no se debe a ningún factor concreto y otras, es originado por alguna de las siguientes cuestiones.
– Medicación. Ciertos medicamentos pueden provocar que la tensión sea más baja de lo habitual durante el tratamiento.
– Deshidratación. La deshidratación puede ser una causa de tensión arterial baja circunstancial.
– Sangrado. Cuando se pierde mucha sangre por una herida, una hemorragia interna o incluso durante una menstruación con mucho flujo de sangre la tensión arterial baja.
Embarazo. Habitualmente la mujer gestante tiene una presión arterial menor de la habitual en su persona de forma temporal. El problema puede venir cuando ya antes de quedar embarazadas tenían hipotensión. Si es tu caso, comunícaselo a tu médico si es que no lo ha detectado él ya.
– Trastornos o problemas cardíacos o endocrinos. Ambos sistemas pueden sufrir de fallos que muestren como uno de sus síntomas una presión arterial baja.
– Déficit de nutrientes. Parece probado que la falta de algunos nutrientes que generan debilidad pueden terminar por ocasionar una tensión arterial baja anómala.

Cómo actuar ante la tensión arterial baja.

Si la tensión es baja de manera habitual y no muestra acompañada de síntomas o tratornos, en principio no hay que hacer nada. Puedes consultar con tu médico si tienes dudas para que él las resuelva. Si tu hipotensión se debe a un problema de salud, te dará las pautas necesarias para subirla o incluso puede que te recete medicación, aunque no es lo habitual.
En caso de bajones de tensión temporales drásticos que se da de forma muy ocasional, sí que hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de recuperar unos niveles de presión sanguínea que se situen dentro de la normalidad.
– Beber agua de forma constante pero moderada.
– Tomar algún encurtido en vinagre como un par de pepinillos medianos.
– Toma 5gm de chocolate negro 95% cacao.

En resumen; tensión arterial baja en principio no es preocupante. Pero si esta te genera problemas que afectan a tu calidad de vida o va acompañada de algunos síntomas preocupantes, es necesario que consultes con un profesional de la medicina para comprobar si todo va bien o si tienes algún problema de salud que solucionar.

 

Foto by Pixabay

Compartir.

Comentarios están cerrados.

aaa

Comentarios